sábado, 14 de abril de 2012

Grandma's cookies

Hola!
Veréis, esta mañana mi chico me ha pedido algo dulce para el postre, pero como ya era  tarde para preparar nada  de lo que a los dos nos gusta, le prometí que le traería algo para la merienda. Pensando que hacer, he recordado que cuando eramos pequeños a mis primos y a mí, nuestra abuela nos entretenía haciendo galletas o empanadas dulces, como no me acordaba de la receta de las empanadas (ya llamaré a mi abuela para preguntárselo) decidí hacer galletas, que seguro que nos iban a gustar igual.
Se trata de una receta súper fácil y rápida para hacerlas, no se necesitan muchas cosas y el resultado está buenísimo.

Ingredientes:
300 gr.de mantequilla
200 gr. de azúcar
2 huevos
1 cucharada de Esencia de Vainilla
500 gr. de harina
moldes para hacer las galletas (opcional)


Preparación:
Se pone la mantequilla en un bol grande, y se le va echando azúcar mientras se bate, cuando ambas están bien mezcladas, se le añaden los dos huevos y la cucharada de Esencia de Vainilla, se sigue batiendo y ahora se le va echando la harina poco a poco, aproximadamente cuando se le ha añadido la mitad de la harina hay que pasar a mezclar todo con las manos, es decir amasar la pasta que se nos ha ido formando, en mi caso calculo que cuando ya me cuesta bastante más mover la batidora es cuando debo empezar con las manos. Así pues, se sigue incorporando la harina a la mezcla mientras amasamos, sabemos que  hemos terminado con la masa, cuando ésta ya  no se nos pega a los dedos.
Para finalizar tapamos el bol con film transparente de cocina y dejamos reposar durante 1 hora en la nevera. Luego nos resultará mas fácil manejar la masa y trabajarla.

Tras la hora de reposo, se vuelve a amasar un rato la mezcla y se extiende sobre una superficie limpia, se aplana con un rodillo mas o menos hasta que la masa tenga medio centímetro de ancho y se comienzan a dar forma a las galletas, yo  utilizo unos moldes con distintas formas y tamaños, pero si no tenéis moldes podéis utilizar otra cosa, eso queda a la imaginación, yo utilizo vasos de chupito cuando no tengo mis moldes a mano, por ejemplo.

Cuando hayáis terminado, ponéis las galletas en una bandeja antiadherente del horno, con cuidado de que este muy limpia, y las dejáis durante unos 15 minutos a unos 180 grados, que se pongan doraditas vamos.
Antes de ponerlas en un plato, dejad que se enfríen unos minutos porque pueden romperse.

¡Y ya está! listas para comer, en mi caso acompañadas de un rico té con leche y en el del resto de la familia con café o colacao. Les hemos puesto azúcar glas por encima, aunque no haría falta. Sea como sea, están muy ricas.

Pequeños detalles:

  • Normalmente haría la masa con una batidora especial para mezclar ingredientes o hacer masas ya que trae distintas varillas para distintos fines (me la regaló mi abuela y es mi tesoooorooo) porque es mucho más rápido aún, pero como en esta ocasión mi madre se la ha llevado para hacer tartas, utilice una batidora de varillas, quizá si es la primera vez que la cogéis os resulte un poquito complicado, pero ya os digo yo, que enseguida le coges el punto... y a batir! 
  • A mi me han salido unas 130 galletas, parece una burrada, pero algunas no llegan ni para dar un bocado porque son muy pequeñitas, entre eso y que somos muchos en casa, os aseguro que han durado un suspiro. Me han salido 3 horneadas de unas 40 galletas por bandeja mas o menos, pero ya os digo que es porque algunos moldes son muy pequeños y dan para mas galletas, con unos moldes mas grandes, saldrían menos galletas.
  • He tardado como unos 30 o 35 minutos en hacer la masa, con distracciones y bromas de por medio, así que calculo que en unos 20 minutos la tenéis lista, haciéndola con la batidora de varillas, y amasándola bien con las manos, si es con una batidora de brazo (creo que ese es su nombre) os quitáis unos 10 minutos o cosa así. 
  • Puede que a la primera no os salgan del todo bien, se os quemen o se os pasen, lo suyo es que estén doraditas por los bordes y blanditas por el centro, con lo cual al enfriarse están de vicio. Pero tened en cuenta que depende también de cada horno, el mío no necesita precalentado, pero puede que otros sí. Suelen ser unos 15 minutos de horneado, pero algunos pueden necesitar menos y otros unos minutillos más. Sed pacientes y seguid intentándolo! 
  • si hay cualquier duda... preguntad!

Espero que os haya gustado y os resulte interesante. ¡Ánimo! ¡Intentadlo! y os advierto que la casa se os queda con un dulce olor a galletas. =D

                                                                               
                                   
Sigueme en:






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips